Click Here por Espanol

 

Aceptando el Llamado, en el año 1957

 

 

 

Un día a finales de los años 50's, mi marido y yo estábamos teniendo algunos problemas familiares. Me fui a casa y me acosté. Yo estaba llorando, ya que había tenido muchos de ellos, y la vida había sido tan dura y miserable.

 

 

Yo no podía comprender por qué Dios lo estaba permitiendo. Nosotros estábamos yendo a la iglesia todo el tiempo, así que, ¿Qué es lo que estaba haciendo mal?. Yo amaba a Dios, y estaba tratando de hacer el bien, etc. Yo estaba culpando a Dios. Entonces, me di cuenta que Dios no estaba haciendo nada, fue mi elección.

 

 

Mientras yacía allí llorando, Yo vi dos manos sosteniendo un cáliz de hiel. Yo tenía trabajo para hacer; sería duro y solitario. Pero, si yo lo aceptaba, yo recibiría muchas bendiciones. Sin embargo, si yo no lo hacía, aún sería amada, y Él estaría conmigo. Pero, me perdería de muchas bendiciones.

 

 

Bien, digo que yo no quería perderme de ninguna bendición; yo acepte, y bebí de la copa de hiel; mi trabajo ha sido duro y solitario, sin embargo, valió la pena. Me enseñó un montón de lecciones que me han fortalecido y me mostraron de lo que se trata la vida.

 

 

Yo todavía estoy aprendiendo. Yo soy un agente moral libre para elegir lo que yo hago con mi vida. Yo he experimentado lo hermosa que es la vida, cuánto yo he cambiado mis pensamientos de negativo a positivo, y amo a toda la vida. Yo he encontrado que la vida no tiene por qué ser difícil; es solamente tan dura como yo la hago. Yo puedo cambiar, y lo he hecho así tantas veces; yo estoy llegando donde yo quiero ir con mi vida. Yo estoy feliz y disfrutando al máximo cada día, hora, minuto y segundo.

 

 

Yo aprendí a vivir la vida al máximo por amor, poniendo la mente del Señor de en mi alma, amando a todos los hombres por igual, aceptándoles por lo que ellos son, y como ellos escogen vivir sus vidas, incluso si yo no estoy de acuerdo.

 

 

Siendo positiva y amorosa, quizás yo pueda ayudarles a ver cómo les ayudará aprender a amarse a sí mismos, y despertar a los hermosos seres que ellos son, también para amar a otros y ser felices. Además, si ellos son dados a los limones, ellos pueden hacer una dulce limonada. Yo tengo 82 años y todavía estoy aprendiendo cuán maravillosa es la vida, cuando nosotros dejamos el tejido de punto, acerca de lo que los demás están haciendo y que usted no está de acuerdo. Ellos probablemente no están de acuerdo en cómo ustedes viven su vida. Simplemente ámenlos y sean amables; podrías estar sorprendido, ellos podrían ser amorosos y amables con ustedes, y yo estoy segura de que ustedes podrían usar algo de eso.

 

 

Despierten al bello y amoroso ser que ustedes son, a su cósmica y universal alma, cuerpo de la familia de amor.

 

 

doris_telos@yahoo.com